Reflexiones Criticas. Despiértate conmigo
<

Niños apegados, niños independientes

  1. Datos sobre el libro:

Título: Niños Apegados, Niños Independientes – Orientaciones para la Escuela y la Familia
Autor: Nancy Balaban
ISBN-13: 9788427712768
ISBN-10: 8427712766
Peso (aprox): 170 gramos
Cantidad de páginas (aprox): 120
Editorial: Narcea S.A.
Encuadernación: Tapa blanda (15 x 20 cm)
Fecha de publicación: 2003
Edición:
Idioma: Español
Origen: España


Descripción
Cuando los más pequeños empiezan la escuela infantil, la experiencia de separarse de la familia provoca en ellos sentimientos de miedo y ansiedad. Si la superan con éxito podrán iniciarse fácilmente en una vida independiente y sabrán afrontar mejor los sentimientos desagradables. Este libro ofrece sugerencias prácticas, llenas de sensibilidad y fáciles de realizar, para que padres y maestros ayuden a
sus niños y niñas en este proceso de separación.

  1. Resumen libro: Procurar sintetizar las principales ideas que hayáis extraído en vuestra lectura. Esta síntesis será más rica si podéis ir intercalando ideas o reflexiones propias sobre los diversos contenidos del libro.

La autora pretende explicar el proceso por el cual tanto los niños como los padres y profesores pasan la fase de separación y adaptación a un nuevo entorno. Básicamente ofrece un explicación descriptiva y variada sobre como los niños, los padres y profesores se enfrentan a dicha situación y que hacer para poder pasar la fase cuando esté presente de la manera más natural y óptima posible. La autora entiende que la mejor manera de enfrentar la separación e insertar al alumnado al nuevo entorno es que los maestros tengan una mayor comprensión sobre las diferentes conductas de los niños y que aplique los dictados del curriculum en colaboración con los padres. A su vez recomienda ciertas nociones para los padres y educadores y actividades para los niños ya que al estar los tres implicados ( niños, padres y maestros) en dicha relación debe de haber un circulo de entendimiento y comprensión sobre la situación por parte de todos.

La autora asegura que en base a la comprensión de las etapas de desarrollo y diferentes conductas de los niños y colaboración con los padres los niños pueden superar la separación de una manera más efectiva y por tanto poder seguir el proceso enseñanza y socialización en el nuevo entorno de manera natural. No obstante recalca que es imprescindible que el maestro no solo haga lo que el curriculum dicta sino que tenga una mayor comprensión sobre el desarrollo de los niños y así poder reorganizar el entorno, a sí mismos y los materiales y adaptarlo a las diferentes reacciones y dificultades que los niños presentan, todo esto desde un principio a fin con la ayuda de los padres ya que tienen que entender de que su colaboración es complementaria y por tanto sin su participación no sería posible la adaptación de sus hijos.

  1. 3. Valoración final personal: Se trata de una valoración o conclusión global sobre la lectura del libro. Se recomienda cubrir los tres siguientes puntos.
    1. i. Valoración global sobre calidad del libro (estilo, fluidez, calidad de los argumentos presentados).

La autora consigue captar la atención tanto del profesor como del alumno y los padres ya que permite que te adentres en tus propias experiencias y descubras por ti mismo el fenómeno de la separación. Lo explica de manera sencilla y concreta en base a datos científicos de diferentes autores y se esfuerza para que haya una comprensión global sobre el apego y la separación. Asi como, que sería lo más adecuado tanto para los padres como para los maestros que hiciesen y que es posible una mejora actuación y comprensión en diferentes escenarios y para que todos los implicados pasen satisfactoriamente o de la mejor manera posible el ambiente.

Ahora bien, hay varios aspectos que considero que la autora no se centra aunque ofrece soluciones prácticas y comprensivas sobre cómo abordar y que hacer. Parte de una idea excelente “La separación implica siempre las posibilidades de cambio y maduración, pero lo que predomina en nosotros es la sensación de pérdida” sin embargo se centra más en las consecuencias y efectos que las causas o los fines. Es decir, explica las causas detenidamente por etapas y como evoluciona pero omite el hecho de que el ingreso mismo en la escuela puede ser un problema que causa la separación y que solucionarlo no es solo encontrar métodos eficaces para la nueva adaptación sino dejarlo que esté preparado para ello. Hay pedagogos que piensan que la educación temprana consiste en potenciar los periodos sensitivos, que son los momentos oportunos en los que el niño asimila con más facilidad determinados aprendizajes. De ahí la importancia de la educación temprana, que se basa en conocer dónde centrar los esfuerzos educativos según las edades de los hijos y estimularlos adecuadamente  y por otra parte se piensa que una sobreestimulación de información y sobresfuerzo es inadecuado para su desarrollo. Ambas posturas se basan en estudios científicos sobre el desarrollo natural del niño y que es lo más adecuado, lógicamente. Pues bien, yo considero que el estudio científico mismo que han realizado sobre el desarrollo del  niño no es del todo adecuado. Aunque describan ciertas conductas , etapas de desarrollo madurativo orgánico que son absolutamente necesarias conocerlas, en el nivel psíquico o natural no está del todo definido. La ciencia aún no ha llegado a saber todo sobre el ser humano, al menos en lo que se refiere a la ciencia que estudia el ser exterior y no la ciencia  interior, como las ayurvedicas, tantra u otras orientales. En base a estas consideraciones pienso que la autora ofrece un gran abanico de conocimiento y soluciones pero solo para cubrir los efectos que el propio sistema y los padres crean en los niños, es decir el niño tiene un desarrollo natural y bien cierto es que se puede incrementar y activar sus potenciales –“por eso se supone que van a la escuela”- pero a nivel psicológico donde reside el problema mismo que estamos tratando, la separación no se enfoca de manera adecuada. La ciencia exterior aún no ha logrado entender totalmente la psique y su complejidad, por tanto no podemos dar por hecho afirmaciones o conclusiones sobre la psicología del ser humano en base a teorías. Es decir el hecho de que el niño sea madurativamente a nivel físico y psíquico, mas pequeño y menos desarrollado no conlleva una mayor facilidad de comprensión de su integridad, puede que al contrario.

La separación es natural porque el apego lo es también y como dice la frase que he mencionado antes implica un crecimiento y maduración por tanto es positiva pero cuando la separación es creada en el momento inadecuado ese crecimiento se transforma en retrasos y comportamientos totalmente descontrolados de los que mencionaba la autora. Por tanto la autora expone soluciones después de que el problema ya ha sido creado y por eso hay alumnos que parece que lo han superado y después de un tiempo estallan a llorar o presentan un regreso repentino. Pienso que la mayoría de los comportamientos de los niños no son especialmente porque tienen diferentes maneras de afrontar la situación, también lo es, sino  en especial porque en gran medida depende de la decisión de los padres en su ingreso a la escuela y de cómo los profesores mismo abordan la situación. No hay una regla natural que indique una cierta edad para que el niño ingrese en la escuela, la creamos nosotros y nosotros la creamos en base a lo que consideramos que es bueno para ellos o en muchos casos lo que es beneficioso para la sociedad. El curriculum mismo etiqueta a niños que necesitan educaciones especiales o que son retrasados eso indica claramente que el enfoque científico sobre la educación infantil aún está por descubrir el desarrollo de la psique y que las normas curriculares están basadas prácticamente en meras teorías actuales y pasadas. Considero que habría que dejar un espacio de improvisación y libertad y no tomar dichas teorías sobre la evolución de los niños verdaderos.

Un aspecto importante a destacar es su visión sobre el paso exitoso de los niños de esa fase en la cual la describe como positiva y necesaria y para el niño que la pasa lo califica con el nombre de “independiente” y para los que no “apegados”. Considero que el titulo mismo es erróneo y puede llegar a confundir a los lectores inexpertos. No hay niños absolutamente apegados y niños absolutamente independientes. Esa diferencia y etiquetas la realiza ella. Naturalmente el apego se da una sola vez en la vida y es a la edad de 2-3 años cuando los niños aprenden a diferenciarse del resto y a adquirir la noción del yo separado. Esa misma fase es importantísima y no debería ser tomada solo como algo que sucede en varias etapas sino que una vez superada no se presenta nunca más en la vida. Lógicamente si no es superda adecuadamente las sensaciones de separación y apego pueden ir apareciendo y cambiando a lo largo de la vida con más o menos intensidad y eso es porque no se ha superado adecuadamente. Por tanto cualquier persona pasa de ser posesivo/apegado a independiente/separado de manera intercalada según le conviene. Por ejemplo, el hecho de que muera un ser familiar y tú al “ser maduro” aun sientes apego por dicha persona y en su momento  de muerte sufres  y sientes un sentimiento de separación es que no has superado la fase cuando eras pequeño adecuadamente. En todo caso este sería solo uno de los ejemplos de los cuales se muestra que en la mayoría de los casos los adultos aún son niños por dentro y necesita terapias como la del grito esencial, psicoanálisis y demás ya que su adultez no es más que un envoltorio de conocimientos adquirido( mascaras, roles)

  1. ii. Valoración global sobre la relevancia para el maestro y su trabajo en interacción con los alumnos, compañeros y padres.

El libro explica con bastante claridad a lo que el maestro se puede enfrentar y le hace entender la naturaleza misma de la situación pero como dije antes olvidándose del hecho de que ir a la escuela no es lo más importante que hay y lo que el necesita (aunque en la constitución se considere obligatorio) y que una posible solución sería dejar al niño que siga su curso natural y después insertarlo.

De todos modos es un libro interesante que sin duda considero más recomendable para los padres que maestros ya que los maestros siendo maestros deberían saber todo  eso y más antes de serlo.

  1. iii. ¿Recomendarías esta lectura a un compañero de clase que no la haya leído? ¿Por qué?

Considero que la acumulación de conocimientos intelectuales; leyendo libros y escuchando a los profesores no sirve para aprender un hecho tan importante como lo es el apego y la separación, sino más bien experimentarlo directamente.  Bien cierto es que tanto el apego como la separación no se presenta igual para diferentes edades ya que con la maduración de la conciencia modifica su manifestación, sin embargo todos y cada uno de nosotros ya hemos tenido esa experiencia y si aún no se comprende o no se ha experimentado en su totalidad ( por haber sido reprimida) es que aún no se ha madurado lo suficiente y desde luego aprendiéndolo intelectualmente no servirá de mucho, ya que la actuación del maestro cuando se presente dicha situación en el alumno, que ha aprendido intelectualmente que hacer no encajara con las necesidades específicas del alumno en concreto sino más bien sería una respuesta reactiva de lo que ha aprendido él y que por tanto será un fracaso. Así como aplicarlo para sí mismo, ¿sino es capaz de entenderlo el mismo y aplicarlo para sí mismo como va a ayudar a un niño? Así que según el compañero en concreto se lo recomendaría o no ya que depende de su madurez de consciencia y no de lo que yo considero que sirve.

COSTEL PACURARU

GRUPO 1V-TARDE , MAGISTERIO DE PRIMARIA

Octubre 6th, 2011 at 9:49


 


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 14 4 ?